LUNES, 5 de diciembre 2022, actualizado a las 8:37

LUN, 5/12/2022 | 8:37

ANIMALADAS

El Hospital de Alcorcón presenta sus intervenciones con perros para niños maltratados

El Hospital Universitario Fundación Alcorcón desarrolla un programa asistencial con perros para mejorar la situación de menores víctimas de maltrato y sus familias

El Hospital de Alcorcón desarrolla un programa de intervención asistida con animales dirigido a niños y adolescentes que han sufrido violencia o situaciones traumáticas.
El Hospital de Alcorcón desarrolla un programa de intervención asistida con animales dirigido a niños y adolescentes que han sufrido violencia o situaciones traumáticas.

El Hospital de Alcorcón presenta sus intervenciones con perros para niños maltratados

El Hospital Universitario Fundación Alcorcón desarrolla un programa asistencial con perros para mejorar la situación de menores víctimas de maltrato y sus familias

Redacción - 16-11-2022 - 09:25 H - min.

La consulta de Pediatría Social de la Unidad de Pediatría y Neonatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón desarrolla, en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y la entidad Animal Nature, un programa de intervención asistida con animales, concretamente con perros, dirigida a niños y adolescentes que han sufrido violencia o situaciones traumáticas con el objetivo de reducir el impacto sobre su salud.

Antonio Gancedo, responsable de la consulta de Pediatría Social del Hospital Fundación Alcorcón, ha presentado el desarrollo de este programa en la V Conferencia de Intervenciones Asistidas con Animales, celebrada este 14 de noviembre en el Campus de Alcorcón de la URJC.

El Hospital Universitario explica que “el maltrato infantil se identifica como un serio problema de salud”. Según la Organización Mundial de la Salud, en Europa, el 29,1% de los menores sufre maltrato psicológico, el 16,3% sufre negligencia, un 22,9% maltrato físico y un 9,6% abuso sexual.

“El maltrato no solo impacta en la salud física, sino que tiene importantes consecuencias psicológicas y psiquiátricas a lo largo de la vida”, alertan desde la institución hospitalaria.

Trabajos previos han apuntado la eficacia de intervenciones asistidas con animales en personas menores de edad que han sufrido estas situaciones, de ahí la elección de este tipo de actividad por Pediatría Social del Hospital Fundación Alcorcón, dentro de la Unidad de Pediatría y Neonatología, cuya jefa es la doctora Mercedes Bueno.

El programa ‘Tras mi enfado’ consiste fundamentalmente en varias sesiones pautadas de intervención en grupo para menores, acompañados de sus familiares, con intervención de perros adiestrados, de forma que los niños se encuentren en una dinámica favorable a su expresividad, concentración y canalización de sus sentimientos.

OBJETIVOS DE LAS INTERVENCIONES ASISTIDAS CON PERROS EN LOS NIÑOS

En cada una de las sesiones se establecen sucesivamente unos objetivos, que evolucionan desde el conocimiento mutuo, en la primera sesión, a la identificación de la ira, aportar soluciones al enfado, el abordaje de la ira cuando viene del miedo o la tristeza, y desarrollo de estrategias de comunicación no violenta, entre otros muchos puntos que se abordan.

Este trabajo de grupo se establece en una sesión por semana a lo largo de dos meses, y se desarrolla en paralelo al seguimiento de los casos en la consulta médica de Pediatría Social. Las sesiones de grupo se realizan al aire libre, en un espacio reservado dentro del recinto hospitalario.

El programa se inició en el curso 2020-21, y tras el verano se ha iniciado su segunda edición. Esta actividad está siendo objeto de un estudio científico, aprobado por el Comité Ético de Investigación del Hospital. Los resultados iniciales, aún no publicados, indicarían una mejora en el estado emocional, psicológico y afectivo de los menores y, de forma más patente, en sus familiares.

Entre el pasado curso y el actual se han beneficiado del programa en torno a 70 usuarios: 40 menores, 30 progenitores y algunos de los hermanos y hermanas, distribuidos en varios grupos de entre 4-8 niños, y sus madres.

La consulta de Pediatría Social de la Unidad de Pediatría y Neonatología de la Fundación Alcorcón es una de las cinco que hay de este tipo en los hospitales de la Comunidad de Madrid. Su actividad se centra en la atención de niñas, niños y adolescentes que han podido sufrir situaciones de violencia, y bajo una visión centrada en tres aspectos significativos: mantenimiento de la salud, detección de experiencias adversas en la infancia y respecto a sus derechos, recogidos en la Convención sobre los Derechos de los Niños.

EL SECTOR DE LA SANIDAD Y NUTRICIÓN ANIMAL APUESTA POR LAS INTERVENCIONES ASISTIDAS CON ANIMALES

Este tipo de intervenciones con animales no son nuevas y, de hecho, el Hospital 12 de Octubre reanudó el pasado mes de julio de forma presencial, con un pequeño parón por culpa de la pandemia, las terapias asistidas con perros en niños ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos y Reanimación Pediátrica.

Esta iniciativa tiene el nombre de Huellas de Colores y se puso en marcha por primera vez en enero en el Hospital Universitario 12 de Octubre para estudiar el impacto de las terapias asistidas con perros en la salud de los pacientes y sus familiares.

El proyecto, pionero en las unidades de cuidados intensivos pediátricos de España, cuenta con el respaldo de compañías del sector de la salud animal como MSD Animal Health y Dingonatura, y ha demostrado que el apoyo de los perros disminuye significativamente los niveles de dolor, miedo y ansiedad de los niños.

Asimismo, y también para mejorar la vida de los niños aunque en esta ocasión fuera de los hospitales, Elanco desarrolla el Programa Dejemos Huella Elanco que, gracias a sus voluntarios, se encarga de la etapa de socialización de cachorros para que se conviertan en perros de asistencia de niños autistas.

Un ejemplo más de cómo la relación con los animales, ya sea mediante terapias asistidas, intervenciones o a través de su asistencia, mejora la calidad de vida de las personas y les ayuda con multitud de problemas.

Estos beneficios no se producen solo en los niños, si no en todas las etapas de las vidas de las personas y en multitud de situaciones y problemas a los que puedan enfrentarse. Así, por ejemplo, un estudio reciente en el que participó Yaracan, una de las organizaciones que colabora con la iniciativa Dejemos Huella de Elanco, y realizado por el Hospital de Torrejón, desveló que las terapias asistidas con animales son eficaces para disminuir los síntomas depresivos en los ancianos.

VOLVER ARRIBA