MIÉRCOLES, 12 de agosto 2020, actualizado a las 5:23

MIÉ, 12/8/2020 | 5:23

ANIMALADAS

Un fármaco humano podría salvar la vida a los perros militares

Una investigación está estudiando si un medicamento utilizado para tratar lesiones traumáticas en militares podría también ser utilizado en los perros del ejército que presenten hemorragias tras ser heridos en combate

Las posibilidades de que los perros de trabajo militares resulten heridos son bastante altas.
Las posibilidades de que los perros de trabajo militares resulten heridos son bastante altas.

Un fármaco humano podría salvar la vida a los perros militares

Una investigación está estudiando si un medicamento utilizado para tratar lesiones traumáticas en militares podría también ser utilizado en los perros del ejército que presenten hemorragias tras ser heridos en combate

Redacción - 08-07-2020 - 10:21 H

Sean Majoy estaba demasiado familiarizado con el costo que el sangrado traumático puede tener en los perros antes de unirse a la Escuela Cummings como veterinario de emergencia y cuidados críticos y profesor asistente clínico. Majoy sirvió en el Cuerpo Veterinario del Ejército de EE.UU de 2006 a 2017, y uno de sus trabajos consistía en cuidar perros militares que regresaban heridos de Irak y Afganistán.

"Los equipos caninos militares, es decir, los perros y sus adiestradores, salvan cientos de vidas en el campo de batalla debido a su capacidad inigualable para detectar explosivos ocultos", ha indicado Majoy, que trabajó en el Hospital de Perros de Trabajo Militar LTC Daniel E. Holland en Joint Base San Antonio-Lackland Air Force Base en Texas.

"Como resultado, en Afganistán y en otros lugares, los combatientes enemigos pueden apuntar preferentemente a estos equipos si se les da la oportunidad", ha apuntado el veterano, quien asegura que, "por lo tanto, las posibilidades de que los perros de trabajo militares resulten heridos son bastante altas".

Ahora, el equipo de emergencias y cuidados críticos del Hospital Henry and Lois Foster para pequeños animales participa en un ensayo clínico diseñado para evaluar si un medicamento humano administrado en el campo a soldados heridos con hemorragia traumática también beneficiaría a los perros militares que trabajan con lesiones catastróficas.

El estudio también puede mejorar las posibilidades de supervivencia de las mascotas y otros perros de trabajo, como los policías locales y estatales K-9, ha indicado Majoy.

El ejército estadounidense ha estado usando el medicamento, llamada ácido tranexámico, para ayudar a salvar a personas gravemente heridas en el cumplimiento del deber. Administrado como una dosis única en el campo, el ácido tranexámico funciona al detener la descomposición anormalmente rápida de los coágulos de sangre que puede ocurrir durante el sangrado en un trauma mayor.

El ejército de los Estados Unidos comenzó a usar ácido tranexámico basado en los resultados de un estudio de 2010 en la revista científica The Lancet. "Fue un estudio realmente impresionante", ha asegurado Majoy, que explica que "analizó el efecto de administrar ácido tranexámico versus un placebo por vía intravenosa en 20.000 pacientes con traumas severos, en cuarenta países y 270 hospitales. Descubrió que el ácido tranexámico administrado dentro de las tres horas posteriores al punto de la lesión disminuyó significativamente todas las causas de mortalidad".

Poco después de que se publicó ese estudio, el Departamento de Defensa comenzó a incluir el ácido tranexámico como tratamiento de campo para el sangrado traumático en los soldados. Un estudio de seguimiento publicado en 2018 en JAMA Surgery sugirió que el uso posterior de ácido tranexámico en miembros del servicio estadounidense lesionados ha sido en gran medida exitoso, pero no sin algunas preocupaciones.

En algunos casos, el ácido tranexámico se ha administrado cuando no es necesario, porque el miembro del servicio no tuvo una hemorragia catastrófica, explicó Majoy. El medicamento parece tener el riesgo de causar coágulos sanguíneos potencialmente mortales. Sin embargo, "esos soldados que terminan con complicaciones de coágulos de sangre aún sobrevivieron a la lesión catastrófica que fue tratada originalmente", ha destacado el veterinario.

EL ÁCIDO TRANEXÁMICO PODRÍA UTILIZARSE EN PERROS DEL EJÉRCITO

Dado que los equipos de adiestradores de perros son a menudo atacados durante conflictos militares, el Departamento de Defensa espera que el ácido tranexámico también pueda ayudar a salvar a más perros de trabajo militar, según ha explicado Majoy.

"Querían comenzar a ver si el medicamento parece ayudar a los perros que ingresan a hospitales veterinarios de referencia con lesiones altamente traumáticas y hemorragias graves", como las mascotas atropelladas por un automóvil, ha apuntado.

Entonces, el Comando de Operaciones Especiales de EE. UU. financió un estudio a través de NC State College of Veterinary Medicine.

La Escuela Cummings, el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell y la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania fueron reclutados para unirse a NC State en un estudio multiinstitucional, con Bernard Hansen, director de emergencias de animales pequeños y cuidados críticos en NC State, como investigador principal.

"Con nuestro alto número de casos y nuestra designación como un centro de trauma veterinario de Nivel 1, nos inscribimos rápidamente para ayudar", ha explicado Armelle de Laforcade, quien dirige el servicio de cuidados críticos y de emergencia de Tufts.

Juntas, las cuatro escuelas de veterinaria buscan inscribir a un total de cuarenta perros en sus salas de emergencias después de experimentar un trauma. A su llegada, los perros serán evaluados y tratados de inmediato por sus lesiones y shock. Luego, una vez que una mascota se ha estabilizado, su propietario puede decidir si se inscribe o no en el ensayo clínico.

Todos los perros en el ensayo reciben la atención necesaria para salvar vidas, pero los participantes son asignados aleatoriamente para recibir adicionalmente ácido tranexámico o un placebo salino. A cambio de esto y tres análisis de sangre durante veinticuatro horas, el estudio paga un crédito hospitalario para el costo parcial del cuidado del animal.

"Tufts definitivamente está liderando el camino", ha apuntado Laforcade. "Con uno de los casos de emergencia más concurridos de los hospitales veterinarios universitarios, vemos muchos casos de trauma que potencialmente califican para este estudio".

El sistema de gestión de traumas militares es único en el sentido de que en ciertos entornos, como Afganistán o Iraq, se puede encargar a los sanitarios que cuiden tanto al soldado herido como a un perro de trabajo militar, ha puntualizado Majoy.

"Es importante saber si la efectividad del ácido tranexámico para mitigar el sangrado traumático en perros es similar a la evidencia que tenemos para mejorar la supervivencia en pacientes con trauma humano", ha indicado Majoy. "Este estudio abre el camino para investigar esa pregunta".

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.