MIÉRCOLES, 15 de agosto 2018, actualizado a las 5:13

MIÉ, 15/8/2018 | 5:13

MADRID

ANIMALADAS

Elaboran una guía para comprender el lenguaje corporal de los perros

Tras una extensa investigación, un grupo de investigadores logran decodificar un patrón formado por 19 gestos que los perros utilizan para comunicarse con los humanos

GALERIA

Elaboran una guía para comprender el lenguaje corporal de los perros

Tras una extensa investigación, un grupo de investigadores logran decodificar un patrón formado por 19 gestos que los perros utilizan para comunicarse con los humanos

Javier López Villajos - 09-08-2018 - 14:00 H

La científica Hannah Worsley y el investigador Sean O’Hara, ambos pertenecientes a la Universidad de Salford, en Manchester, motivados por descifrar el comportamiento inteligente que manifiestan los perros, han conseguido elaborar una guía basada en un patrón de 19 gestos recurrentes que estos animales utilizan para expresarse con los humanos. Su estudio representa uno de los primeros intentos sistemáticos por traducir lo que los perros intentan decir a sus dueños.

Los investigadores querían observar el comportamiento de los perros en su entorno cotidiano por lo que recurrieron a una técnica llamada “científicos ciudadanos” en la que dueños de perros se inscribían voluntariamente para participar en el proyecto. En total, tomaron una muestra de 37 perros, 21 machos y 16 hembras, con el requisito de que hubieran convivido más de cinco meses con sus propietarios.

Y fueron estos mismos dueños quienes grababan con sus móviles a sus perros en diferentes posturas, recopilando hasta 242 vídeos para los investigadores. 1.000 horas de grabaciones caseras analizadas durante 4 años permitieron llegar a la conclusión de qué quieren expresar los perros con sus movimientos.

UNA GUÍA DE COMUNICACIÓN NO VERBAL

Según el estudio, los perros realizan 19 gestos de forma recurrente, de los cuales cuatro son para expresar sus deseos más comunes. De esta forma, si el perro quiere que le den de comer, mueve la cabeza, apuntando al comedero y a la persona. Si desea que le abran la puerta, salta. Si pide un hueso o un juguete, da la pata. Y si quiere que le rasquen, se tumba boca arriba. Sin embargo, los investigadores señalan que cada perro puede expresar lo mismo pero de diferente manera. Así, si quiere que le rasquen, también puede lamerse u olfatear las piernas de su dueño.

Worsley sostiene que, ante estas conclusiones, “el estudio demuestra que el comportamiento de los perros es mucho más desafiante en términos cognitivos que el de otras especies”, añadiendo que son “animales insistentes que usan los gestos para llamar la atención de sus dueños”, hasta el punto de cambiar de postura si su mensaje no fue bien interpretado.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.