MIÉRCOLES, 26 de junio 2019, actualizado a las 3:46

MIÉ, 26/6/2019 | 3:46

ANIMALADAS

El olfato de los perros, eficaz en la detección de la gripe aviar

El Departamento de Agricultura de EEUU está llevando a cabo un proyecto de investigación con perros adiestrados capaces de detectar, mediante el olfato, la gripe aviar

GALERIA

El olfato de los perros, eficaz en la detección de la gripe aviar

El Departamento de Agricultura de EEUU está llevando a cabo un proyecto de investigación con perros adiestrados capaces de detectar, mediante el olfato, la gripe aviar

Jorge Jiménez Rodríguez - 15-03-2019 - 13:08 H

La Universidad Estatal de Colorado y el Centro Nacional de Investigación de la Vida Silvestre (NWRC, por sus siglas en inglés), institución investigadora del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), están colaborando en un proyecto para capacitar a un equipo de perros en la detección de la influenza aviar (gripe aviar) en aves acuáticas.

"Uno de los problemas más difíciles que tenemos en la vigilancia y detección de enfermedades en poblaciones de vida silvestre es el propio hecho de poder encontrar la enfermedad", señala Tom DeLiberto, director adjunto del NWRC en Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del USDA.

En el caso de los seres humanos, cuando estos están infectados por gripe, los signos pueden ser bastante claros, pero, según apunta DeLiberto, en el caso de la fauna silvestre y especialmente con la influenza “a menudo resulta difícil saber si los animales están enfermos”.

“Es posible que solo se descubran un 20% o menos de los animales infectados en un determinado caso, y prácticamente ninguno de esos animales mostrará signos de infección”, señaló el científico.

Además, desde el NWRC subrayan que, actualmente, existen unos 50 millones de aves acuáticas en el continente americano, y el coste de la prueba de la influenza es de 50 dólares por muestra, resultando negativas más del 80% de estas. Por lo tanto, señalan los científicos, “el objetivo ahora es desarrollar nuevas herramientas que permitan saber con precisión qué animales son a los que hay que analizar mediante pruebas porque estén, efectivamente, enfermos”.

En este sentido, APHIS, tiene un largo historial de trabajo con perros de detección y conjuntamente con el NWRC buscan solventar de manera efectiva cualquier tipo de problemas relacionados con enfermedades en la fauna silvestre.

Por eso, ambas instituciones han puesto en marcha un proyecto de detección de influenza aviar mediante perros entrenados.

“Comenzamos este trabajo en 2014, primero con ratones, luego con hurones y ahora con perros" señala Richard Bowen, catedrático de la Facultad de Veterinaria y Ciencias Biomédicas de la Universidad de Colorado, quien añade que al principio hubo cierto escepticismo sobre el proyecto, “pero hasta la fecha sigue funcionando”.

5 de los 6 perros entrenados participantes en el estudio fueron adoptados de diferentes refugios en EEUU, y son utilizados dado que no son susceptibles a la influencia aviar. En este sentido, los investigadores señalan su eficacia, dado que están teniendo una precisión del 97-98% en el desempeño de sus funciones.

La teoría actual que tiene los científicos sobre cómo los perros son capaces de detectar el virus, se explica, según apunta el director de Química Analítica de NWRC porque “la infección produce un cambio metabólico importante en el huésped”. Y es que, según señala “el perfil volátil de las heces es el resultado de la interacción del huésped con el virus”, aunque, hasta la fecha, no se haya encontrado un único olor presente solo en animales infectados, aunque la capacidad olfativa de los canes les ayuda a identificar estas diferencias volátiles, “con más precisión que los propios análisis científicos”.

Si, finalmente, el proyecto tiene éxito, el objetivo es desplegar equipos de perros adiestrados por todo EEUU. A este respecto, los investigadores apuntan que se desplegarían junto con biólogos, para ayudar en el control y la vigilancia de la influenza aviar.

Si bien el enfoque de la investigación actual es la influenza aviar, los responsables del proyecto están de acuerdo en que, si tienen éxito, las posibilidades podrían ser infinitas, pudiendo utilizar perros entrenados para la detección de enfermedades de difícil identificación como la enfermedad de Newcastle.

Por último, los investigadores han querido señalar el “potencial real” que tiene el proyecto, pudiendo convertirse en un futuro en una herramienta clave y efectiva para el control de enfermedades.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.