LUNES, 6 de abril 2020, actualizado a la 1:45

LUN, 6/4/2020 | 1:45

ANIMALADAS

El humo del tabaco afecta a la salud de las mascotas

Hoy se celebra la mayor conferencia mundial antitabaco: Las mascotas que ingieren humo de forma pasiva tienen más posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón, aumentan su peso y tienen más problemas respiratorios.

GALERIA

El humo del tabaco afecta a la salud de las mascotas

Hoy se celebra la mayor conferencia mundial antitabaco: Las mascotas que ingieren humo de forma pasiva tienen más posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón, aumentan su peso y tienen más problemas respiratorios.

Isabel Gómez - 07-03-2018 - 14:00 H

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS)Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido este miércoles más dureza contra el tabaquismo. Pues bien, igual que a los niños y mayores que no fuman les afecta el humo del tabaco, a las mascotas les sucede lo mismo.

Un estudio de la Universidad de Glasgow demostró que un hogar donde se fuma puede provocar a las mascotas cáncer, daño celular y aumento de peso, según informó la propia Universidad a través de una nota.  

La profesora de Medicina de Pequeños Animales y Oncología, Clare Knottenbelt, que trabaja en el hospital de la Universidad, ha estudiado los efectos del tabaquismo en perros y gatos. Las conclusiones son que una exposición al humo tiene impacto directo sobre las mascotas corriendo el riesgo de daño celular continuo, aumento de peso después de la castración y aumenta la posibilidad de que la mascota tenga cáncer.

La profesora también menciona que está realizando otro estudio donde han podido ver que el humo afecta más a gatos que a perros. Esto puede deberse a la “gran autoestimulación de los felinos y a que aumentaría la cantidad de humo que ingresa al cuerpo”, explica Knottenbelt.

La FDA estadounidense (Food and Drug Administration) resalta que en el caso de los gatos es más peligroso porque al acicalarse ingieren partículas de humo que están en su pelaje. Además, tienen entre dos y cuatro veces más riesgo de padecer un cáncer bucal.

Otros síntomas comunes que presentan los perros y gatos son irritaciones oculares, picor de ojos o conjuntivitis. Los expertos también comentan que es posible que los animales tengan nauseas o pérdida del apetito, sobre todo si los propietarios fuman en el interior de casa y las mascotas están en un espacio cerrado.

Las mascotas que viven junto a personas fumadoras son más propensas a tener problemas respiratorios. Entre las enfermedades más comunes a largo plazo están la bronquitis y el asma.

Un periodo grande de inhalación pasiva de humo puede provocar cáncer de pulmón, sinusitis crónica porque se destruyen las células de la mucosa respiratoria, e incluso problemas cardiovasculares. El corazón de las mascotas bombea peor sangre y las arterias se vuelven menos elásticas, citan los expertos

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.