SÁBADO, 7 de diciembre 2019, actualizado a las 18:44

SÁB, 7/12/2019 | 18:44

ANIMALADAS

El acusado de intentar matar a una veterinaria alega que "estaba mal"

El ganadero, juzgado por un delito de tentativa de homicidio por el que piden hasta 8 años de cárcel, afirma que lo hizo de “forma inconsciente” debido a su estado depresivo

GALERIA
Audiencia Provincial de Lugo, donde se está celebrando el juicio contra un ganadero por intento de homicidio a una veterinaria.

El acusado de intentar matar a una veterinaria alega que "estaba mal"

El ganadero, juzgado por un delito de tentativa de homicidio por el que piden hasta 8 años de cárcel, afirma que lo hizo de “forma inconsciente” debido a su estado depresivo

Redacción - 10-05-2019 - 12:30 H

Un ganadero del municipio lucense de Ribadeo juzgado este jueves 9 de mayo en la Audiencia Provincial de Lugo por un supuesto delito de tentativa de homicidio a una veterinaria que se acercó a su explotación para realizar el control rutinario de calidad de la leche ha declarado en la vista que ese día estaba mal.

Así, el acusado ha reconocido que pudo haber cometido parte de los hechos que se le imputan, pero también que lo hizo "de forma inconsciente", porque aquel día "estaba mal". El ministerio fiscal solicita 5 años de cárcel y 8 la acusación particular.

Los hechos ocurrieron en enero de 2017, a primera hora de la mañana, en la parroquia ribadense de Vilaosende, donde el acusado regentaba una explotación de leche con unas cuarenta vacas.

De acuerdo con el escrito de acusación del ministerio fiscal, al llegar la veterinaria, el acusado se abalanzó sobre ella "con el propósito de acabar con su vida", la tiró al suelo "y agarrándola fuertemente del cuello intentó ahogarla". Fue la intervención del hermano del acusado la que, al parecer, puso fin a la agresión.

En el momento de la misma, según hizo constar el ministerio público en el propio escrito de acusación, el procesado estaba pasando por "un episodio depresivo" que contribuyó a "afectar a sus capacidades cognitiva y volitiva".

Por su parte, la víctima afirmó en el juicio que llegó a temer por su vida, porque el acusado, según su testimonio, se le echó encima, le tapó la boca, la nariz y le tiró del pelo, además de reconocer que la intervención del hermano del procesado fue clave para que parase la agresión y poder huir del lugar.

También prestaron declaración en el juicio peritos forenses, quienes reconocieron que un episodio de "depresivo grave" como el que estaba sufriendo el acusado en el momento de los hechos podía derivar en comportamientos agresivos como el que protagonizó en enero de 2017 en su explotación.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.