DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 11:16

DOM, 31/5/2020 | 11:16

ANIMALADAS

Detienen a un ganadero tras abandonar a 300 ovejas y cabras

La Guardia Civil de Fraga, en Huesca, ha detenido a un hombre por un presunto delito de maltrato animal tras hallar en una finca a 300 ejemplares de ovejas y cabras abandonadas, algunas desnutridas y otras muertas por inanición

Detienen a un ganadero tras abandonar a 300 ovejas y cabras

Detienen a un ganadero tras abandonar a 300 ovejas y cabras

La Guardia Civil de Fraga, en Huesca, ha detenido a un hombre por un presunto delito de maltrato animal tras hallar en una finca a 300 ejemplares de ovejas y cabras abandonadas, algunas desnutridas y otras muertas por inanición

Javier López Villajos - 25-09-2018 - 10:30 H

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Fraga, en Huesca, han detenido a un ganadero de 48 años, perteneciente a la localidad oscense de Fraga, por un presunto delito de maltrato animal junto a otro contra la flora, fauna y animales domésticos tras abandonar a 300 ovejas y cabras, de las cuales parte estaban desnutridas y otras ya muertas a consecuencia de la inanición, según informa El periódico de Aragón.

El Seprona recibió un aviso en el que se informaba de que en un paraje del término municipal de Ontiñena se había ocupado una paridera con ejemplares de ganado ovino y caprino. Fue entonces cuando los agentes de la Guardia Civil se personaron en dicha explotación para constatar el estado de salud de los animales, descubriendo el abandono que sufrían dada la desnutrición que padecían hasta 162 de ellos, llegando hasta el punto de convivir con otros ejemplares ya fallecidos y con el resto desaparecidos.

En un principio, la Guardia Civil no consiguió localizar al propietario de los animales por lo que puso en conocimiento los hechos a la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) de Fraga que proporcionó pienso y agua a los animales además de tomar la decisión de sacarlos de la finca con su correspondiente documentación sanitaria. Sin embargo, tras una inspección sanitaria, los profesionales veterinarios determinaron que el estado de los animales era irrecuperable dado que estaban “extremadamente delgados y débiles”, por lo que se procedió a su sacrificio.

Durante la búsqueda del resto de animales, el Seprona localizó sus restos a medio kilómetro de la paridera, donde también hallaron a una gran cantidad de buitres.

A los días de realizar estas actuaciones, los agentes de la Guardia Civil dieron con el paradero del dueño de los animales, que no tenía domicilio conocido. Seguidamente fue detenido como supuesto autor de un delito contra la protección de la flora, fauna  animales domésticos además de por el abandono de animales.

Las diligencias instruidas, junto con el detenido, ya han pasado al Juzgado de Instrucción número 2 de Fraga. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.