DOMINGO, 22 de septiembre 2019, actualizado a las 10:21

DOM, 22/9/2019 | 10:21

ANIMALADAS

Descubren una alta prevalencia de Leishmania en las ratas de Barcelona

En el alcantarillado de Barcelona viven cerca de 200.000 ratas y el 33 % son portadoras del protozoo Leishmania infantum, algo poco común. Además, presentan una alta prevalencia de diversas zoonosis y resistencia a los antibióticos

GALERIA
Entre los hallazagos han determinado una alta prevalencia del protozoo Leishmania infantum, aunque las ratas sean un reservorio poco común de este patógeno.

Descubren una alta prevalencia de Leishmania en las ratas de Barcelona

En el alcantarillado de Barcelona viven cerca de 200.000 ratas y el 33 % son portadoras del protozoo Leishmania infantum, algo poco común. Además, presentan una alta prevalencia de diversas zoonosis y resistencia a los antibióticos

Redacción - 01-07-2019 - 13:49 H

Alrededor de 200.000 ratas viven en el alcantarillado de la ciudad de Barcelona, según un estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), el primero de estas características que se hace en una ciudad española, que advierte de que estos animales pueden transmitir enfermedades infecciosas a humanos. De hecho, los roedores están conectados con el 40% de las zoonosis.

La ASPB acaba de presentar las conclusiones del primer censo de ratas de alcantarilla en una gran ciudad en España, que también es uno de los primeros en Europa, en el marco del proyecto BCNRats, que pretende conocer y ponderar los riesgos asociados a las ratas para establecer estrategias de vigilancia y control.

La metodología que los técnicos de la ASPB y de la empresa Lokímica han utilizado para el recuento consiste en dividir los más de 900 kilómetros de red de alcantarillado visitable de la ciudad en tramos de 90 metros y colocar en cada una de estas secciones 30 trampas de captura, que revisaron durante cuatro noches consecutivas.

El estudio, que se llevó a cabo entre diciembre de 2016 y noviembre de 2017 y cuyos resultados se han presentado en la sesión científica mensual de junio de la ASPB, ha evidenciado una media de 11,24 ratas capturadas en cada tramo, lo que resulta en una estimación de 106.739 ratas, como mínimo, en la red visitable del alcantarillado, que asciende a más de 200.000 si consideramos la red no visitable.

Sin embargo, la técnica de control de plagas de la ASPB, Sandra Franco, ha alertado de que "la red no visitable tiene unas características distintas a la visitable y esto dificulta la extrapolación".

Según el responsable del servicio de Vigilancia y Control de Plagas Urbanas de la ASPB, Víctor Peracho, en 2014 hubo un incremento "considerable" de roedores en la capital catalana -un 24% respecto al año anterior- que atribuye a una "explosión demográfica cíclica de la especie".

Un segundo estudio de la ASPB ha probado que el número de conexiones de los albañales y sumideros favorecen la incidencia de las ratas de alcantarilla, ya que "suponen un aporte de alimento, agua, refugio y punto de salida al exterior".

Franco ha añadido que "cuanta más densidad de población y más estrecha sea la calle, más roedores tenderán a concentrarse y estos también buscan espacios con áreas verdes, ya que son su hábitat natural, porque la alcantarilla solo es un refugio".

"De momento, estos factores identificados no son eliminables y hace falta investigar más", ha reconocido Franco, quien ha recordado que el próximo estudio lo dedicarán al censo de ratas en superficie.

POTENCIAL ZOONÓTICO DE LAS RATAS

La ASPB también ha comprobado que las ratas que habitan en la alcantarilla de Barcelona no son resistentes a rodenticidas (pesticida que se utiliza para matar roedores), algo que no pasa en algunas poblaciones de Europa, EEUU y Canadá, donde estos animales están modificando su genotipo por un posible abuso de este raticida.

En cuanto al potencial zoonótico de los roedores, la ASPB, en colaboración con el Hospital Clínic y la Universidad de Valencia, ha hallado una prevalencia del 59% de la bacteria Listeria y del 71% de la Escherichia coli en una muestra de 212 roedores.

"Esto es una bestialidad. Hay pocos estudios que observen con una muestra suficiente grande unas prevalencias de agentes zoonóticos tan elevadas", ha declarado el biólogo de la ASPB, Tomás Montalvo, quien ha dirigido el estudio.

Otro dato sorprendente del estudio es la alta prevalencia del protozoo Leishmania infantum -del 33,3% en los ejemplares del alcantarillado-, causante de la leishmaniosis visceral y cutánea en perros y en humanos en países del sur de Europa. Jaime Grego, presidente de LETIPharma, compañía comprometida con el desarrollo de la vacuna contra la leishmaniosis, humana y canina, asegura que "la prevención de la leishmaniosis será eficaz en la medida en que se aborde con una estrategia ‘One Health’, en la que intervengan activa y coordinadamente los profesionales médicos y veterinarios".

Lo más llamativo de este estudio, según Montalvo, "es que las ratas son un reservorio poco común para este patógeno". Así, cabe destacar el peligro que presenta este hecho para animales de compañía como los perros, al exisitir el riesgo de que el mosquito vector de la Leishmania, tras entrar en contacto con las ratas infectadas, lo haga también con un perro, difundiendo la enfermedad por la población canina de ciudades como Barcelona.

En este sentido, desde diferentes instituciones veterinarias hacen hincapié en la importancia del cuidado preventivo en los perros mediante la vacunación y el uso de collares repelentes, entre otros. De esta manera, se protege también a la población humana.  “El perro es el principal reservorio de la enfermedad, por lo que una buena prevención en nuestros perros nos puede garantizar en mayor medida evitar esta enfermedad a nivel humano”, explica Federica Burgio, responsable del departamento científico de MSD Animal Health de Animales de Compañía.

Por otro lado, más del 40% de las ratas analizadas presentaban resistencia a los antibióticos cefalosporinas y quinolonas, los más utilizados para combatir enfermedades infecciosas.

Un 85% de las muestras analizadas estaban infectadas por diez especies diferentes de parásitos, según el biólogo, quien ha destacado que "cinco de estas especies eran zoonóticas y dos han sido detectadas por primera vez en toda Europa", por lo que la ASPB ha publicado el estudio en el 'Rodenticide Resistance Action Commitee'.

"Muchas enfermedades que transmiten las ratas son zoonóticas y pueden afectar a la salud de las personas, pero aún no tenemos evidencia directa de ninguna enfermedad que se haya transmitido por el contacto estrecho con ratas", ha concluido Montalvo. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.