SÁBADO, 15 de diciembre 2018, actualizado a las 12:10

SÁB, 15/12/2018 | 12:10

MADRID

ANIMALADAS

Cruz Roja inicia programas de terapia con un perro de asistencia

La delegación de Cruz Roja en Huelva ha incluido dentro del equipo que trabaja en proyectos para Infancia y Personas Mayores a su primer “perro voluntario”, siempre acompañado de su cuidadora, Noelia Zamorano

GALERIA
Noelia Zamorano y Lenny, el perro de asistencia. Imagen: Cruz Roja de Huelva.

Cruz Roja inicia programas de terapia con un perro de asistencia

La delegación de Cruz Roja en Huelva ha incluido dentro del equipo que trabaja en proyectos para Infancia y Personas Mayores a su primer “perro voluntario”, siempre acompañado de su cuidadora, Noelia Zamorano

Javier López Villajos - 18-09-2018 - 11:50 H

La red de voluntariado de Cruz Roja de Huelva cuenta desde hace poco con un nuevo miembro: Lenny, un perro adiestrado y guiado por la voluntaria Noelia Zamorano, que no ha tardado en convertirse en un colaborador "indispensable" a la hora de desarrollar nuevas herramientas educativas y terapéuticas en los programas destinados a niños en situaciones de dificultad y personas mayores en riesgo de aislamiento, según informa un comunicado de la propia organización.

Ambos voluntarios empezarán a colaborar con el programa Infancia Hospitalizada que Cruz Roja lleva a cabo en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva con el objetivo de aliviar el trauma que sufren los niños ante su hospitalización. “El fin último no es sólo que Lenny juegue y distraiga a los niños y niñas, sino que les aporte el acompañamiento que tanto les puede ayudar en momentos de tensión o miedo, e incluso que sea un referente al dejarse poner vendas o mientras simulan curas con él delante de los pequeños”, detallan los responsables del programa.

Zamorano y Lenny tienen otro proyecto entre manos como es participar en la Asociación Onubense de Síndrome de Asperger y Espectro Autista, donde colaborarán en la educación de habilidades sociales de los niños para aumentar su autoestima, mejorar su autocontrol y enseñarles a cooperar en equipo. 

Con todo, este par de voluntarios también han realizado visitas a domicilio a personas mayores con movilidad reducida para ejercitar su motricidad a través de juegos, además del bienestar que supone la compañía del animal y la posibilidad de acariciarlo.

UN PROYECTO VOCACIONAL

La iniciativa partió de la misma Zamorano, graduada en Psicología, que siempre quiso "investigar sobre los beneficios que aportan las terapias y programas educativos asistidos con perros".

Tras adquirir la cualificación académica necesaria gracias a cursos especializados en terapia y educación asistida con animales, Zamorano visitó el Centro Ivsanco donde encontró a Lenny, un cachorro macho de Golden Retriever de 5 meses de edad al que empezó a adiestrar para asistir a niños que sufren diferentes situaciones de dificultad y a personas mayores en situación de aislamiento.

De esta forma, Zamorano y Lenny pasaron por sesiones de Mindfulness en el gabinete de Psicología “PsiqueOn” donde el perro aprendió a gestionar el entusiasmo de los pacientes y a colaborar en las técnicas de relajación. Y también participaron en el Campamento Urbano Aguas de Huelva donde el objetivo era potenciar el cuidado hacia los animales entre los niños, atendiendo a su higiene y a la dedicación de tiempo para jugar con éste.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.