MIÉRCOLES, 4 de agosto 2021, actualizado a la 1:19

MIÉ, 4/8/2021 | 1:19

ANIMALADAS

Un criador y un veterinario, investigados por intrusismo y falsedad documental

Gracias a las denuncias de varios colegios veterinarios la Guardia Civil investiga a un criador de perros que emitía certificados oficiales y al veterinario colegiado que le facilitaba microchips

Los agentes comprobaron que el investigado tiene una página web en la que anuncia el envío de cachorros.
Los agentes comprobaron que el investigado tiene una página web en la que anuncia el envío de cachorros.

Un criador y un veterinario, investigados por intrusismo y falsedad documental

Gracias a las denuncias de varios colegios veterinarios la Guardia Civil investiga a un criador de perros que emitía certificados oficiales y al veterinario colegiado que le facilitaba microchips

Redacción - 14-07-2021 - 13:53 H

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de la Comandancia de Jaén recibió denuncia en el mes de diciembre del pasado año 2020, del Colegio de Veterinarios de Jaén, en la que participa haber recibido un correo electrónico del Colegio de Veterinarios de Vizcaya denunciando un posible intrusismo laboral tras detectar que una persona emitía certificados fotocopiados de un documento oficial del Consejo Andaluz de Colegios Veterinarios y, además, firmaba como veterinario.

Por esto, la Guardia Civil inició una investigación para el esclarecimiento de los hechos denunciados y, una vez identificado el vendedor de los animales, inspeccionó las instalaciones de cuidado y cría de perros ubicadas en el interior del recinto anexo a una vivienda unifamiliar, de la localidad de Linares (Jaén), con el objetivo de comprobar el estado en el que se encontraban los animales que poseía el propietario de la vivienda.

En la inspección, los componentes de la Guardia Civil pudieron comprobar como en el interior del recinto había tres perros hembra, y una de las perras tenía una camada de ocho cachorros, en buenas condiciones higiénicosanitarias. Los agentes comprobaron que, de todos los animales inspeccionados, solo una hembra se encontraba identificada con microchip, cuyo titular era el propietario de la vivienda.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil comprobó que al investigado le figura un diploma de la Real Sociedad Canina de España (RSC). Posteriormente, la RSC, certificó que el investigado no es socio, únicamente está dado de alta como usuario al ser propietario de perros y criador.

Los agentes también comprobaron que el investigado tiene una página web, en la que anuncia que envía cachorros a todo el territorio nacional, comprobando que ha realizado un total de 60 envíos de mascotas a diferentes lugares de España, por lo que se desprende que esta persona se dedica a la cría a nivel profesional de perros de pura raza.

LA GUARDIA CIVIL INVESTIGA TAMBIÉN A UN VETERINARIO POR COLABORAR

Fruto de las investigaciones, la Guardia Civil pudo comprobar que el investigado enviaba los animales con fotocopias del certificado de primovacunación, en unos casos, y documentos originales, en otros, donde se consignaban los tratamientos obligatorios realizados a los cachorros, como en el caso que dio origen a la investigación, siendo un total de 20 certificados, firmados y sellados por el criador como si realmente fuese veterinario colegiado, apreciando como algunas vacunas que figuran administradas a los animales se encontraban caducadas.

Por otro lado, la Guardia Civil ha informado de que se está investigando a un veterinario que “colabora de forma continuada” con el criador, “para dar apariencia de legalidad a las transacciones comerciales de cachorros, incluso facilitando varios microchips sin implantar, en su jeringa original, al investigado”.

Por todo ello, se procedió a investigar al criador como supuesto autor de un delito de usurpación de funciones públicas y del intrusismo, puesto que ejerce una profesión de veterinario sin poseer el correspondiente título académico, un delito de falsedad documental, al dar apariencia de legalidad a un documento (certificado de primo-vacunación).

“Al solicitar de la Real Sociedad Canina de España la inscripción de dos perros, en la que figura que éstos tienen implantados los microchips, se ha constatado que no han sido implantados, teniéndolos el investigado en su domicilio y sin embargo han sido inscritos en la Real Sociedad Canina”, apunta la Guardia Civil.

Igualmente, se procedió a investigar al veterinario colegiado, por un supuesto delito de falsedad documental, al participar en los hechos facilitando físicamente los microchips al criador, el cual los tenía en su poder sin estar implantados en ningún animal. De las actuaciones, se instruyeron las oportunas diligencias que fueron entregadas en el Juzgado número 1 de Linares.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.