SÁBADO, 24 de octubre 2020, actualizado a las 11:08

SÁB, 24/10/2020 | 11:08

ANIMALADAS

Comparan por primera vez a cerdos y perros intentando resolver problemas

Un estudio, en el que ha participado la veterinaria etóloga española Paula Pérez, ha comparado por primera vez las reacciones de perros y cerdos miniatura a la hora de resolver un problema

La veterinaria etóloga española Paula Pérez ha participado en el estudio.
La veterinaria etóloga española Paula Pérez ha participado en el estudio.

Comparan por primera vez a cerdos y perros intentando resolver problemas

Un estudio, en el que ha participado la veterinaria etóloga española Paula Pérez, ha comparado por primera vez las reacciones de perros y cerdos miniatura a la hora de resolver un problema

Redacción - 20-07-2020 - 13:47 H

Investigadores del Grupo MTA-ELTE de Neuroetología y Comunicación del Departamento de Etología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Eötvös Loránd de Budapest (ELTE) compararon los comportamientos comunicativos orientados hacia los humanos de dos animales de compañía diferentes: cerdos miniatura y perros de menos de un año de edad. Lo que los investigadores descubrieron es que en una situación neutral los cerdos se giran hacia los humanos, iniciando interacciones comunicativas con estos, tanto como los perros. 

Sin embargo, en una situación en la que tienen que resolver un problema, las dos especies se comportan de una manera distinta: mientras los cerdos miniatura siguen intentando resolver el problema por ellos mismos, los perros frecuentemente paran de intentarlo y tratan de comunicarse con las personas. La investigación sugiere que las diferencias naturales entre cerdos y perros prevalecen, a pesar de tener socializaciones similares, si un desafío aparece. El estudio ha sido publicado en Animal Cognition.

Los perros son famosos por mirar hacia las personas, desde que son cachorros, para captar su atención e iniciar así interacciones comunicativas, en contextos en los que tienen que resolver un problema.

“¿Es esta una característica especial de los perros u otra especie animal se comportaría de una manera similar? Por ejemplo, lobos y gatos expuestos a un nivel similar de socialización se comunican menos con los seres humanos que los perros en un contexto en el que tienen que resolver un problema, pero quizás se debe a que los lobos no son animales domésticos y los gatos no son una especie tan social. Por ello, diseñamos un estudio para comparar el comportamiento de los perros con el de otra especie animal, doméstica y muy social, el cerdo”, explica la estudiante de doctorado española Paula Pérez.

La variante miniatura del cerdo doméstico es un animal de compañía popular, que ocupa el mismo “nicho social” en las familias humanas que el perro. “Creamos el Proyecto de Cerdos de Familia (Family Pig Proyect) en 2017, en el Departamento de Etología de Budapest. Los cerdos miniatura son criados en un ambiente muy similar al de los perros de familia, lo cual nos garantiza una base única para realizar investigaciones comparativas entre las dos especies”, afirma Attila Andics, el investigador principal.

"Usamos el llamado ‘Paradigma de la tarea imposible de solucionar’, donde el animal primero se enfrenta a un problema que puede solucionar, en nuestro caso una caja fácil de abrir con comida dentro. Después de varios intentos, el investigador cierra la caja, de tal manera que no puede abrirse, y el problema se vuelve imposible de solucionar", añade Pérez.

Por su parte, la investigadora Linda Gerencsér explica que, “al principio la caja se encontraba en la habitación sin comida de ningún tipo, y en ese momento los cerdos y los perros actuaban de manera similar hacia los humanos: realizaban prácticamente los mismos comportamientos comunicativos hacia las personas”.

“Las diferencias aparecieron cuando pusimos comida en el interior y abrir la caja se convirtió en un desafío. Primero, los cerdos fueron más rápidos que los perros abriendo la caja, quizás debido a su mejor capacidad manipulativa. Después, cuando la tarea se volvió imposible de solucionar, los perros se giraron orientándose hacia los humanos mucho antes que los cerdos y por más tiempo. Los cerdos, por el contrario, realizaron menos comportamientos orientados a las personas, pero fueron más persistentes tratando de solucionar la tarea por sí mismos, lo que parece indicar una mayor predisposición para resolver problemas de manera independiente”, aseguran los investigadores.

Este estudio es el primero en comparar perros y cerdos como mascotas en una situación en la que tienen que resolver un problema. “Las similitudes entre las dos especies apuntan hacia unas capacidades similares para comunicarse e interactuar con los humanos", añade Pérez. "Sin embargo, las predisposiciones específicas de cada especie pueden ser las responsables de las diferencias que hemos encontrado. Los perros son naturalmente más dependientes y cooperativos con los humanos. Esto explica su gran éxito cuando tratan de interactuar con nosotros”, concluye la española.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.