VIERNES, 21 de junio 2024

VIE, 21/6/2024

ANIMALADAS

El Colegio de Veterinarios de Barcelona se posiciona en contra de los correbous

El Colegio de Veterinarios de Barcelona ha publicado un posicionamiento en el que se muestra contrario a fiestas como los correbous

Joan Mesià, presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona.
Joan Mesià, presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona.

El Colegio de Veterinarios de Barcelona se posiciona en contra de los correbous

El Colegio de Veterinarios de Barcelona ha publicado un posicionamiento en el que se muestra contrario a fiestas como los correbous

Francisco Ramón López - 16-02-2024 - 14:00 H - min.

Con motivo de la tramitación en el Parlamento de Cataluña de una propuesta de ley para eliminar las modalidades de correbous, la nueva Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB) ha transmitido en un posicionamiento su oposición a todas estas fiestas, “porque causan sufrimientos a los animales y hieren la sensibilidad de las personas”.

Desde el Colegio de Barcelona, han señalado que este viernes 16 de febrero comparece en el Parlament de Cataluña la presidenta del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña, Verónica Araunabeña, por lo que han querido manifestar, por su parte, su posición a este respecto.

“Estas tradiciones conllevan a los animales que participan importantes sufrimientos debido al estrés al que son sometidos, por la incorrecta ‘manipulación’ que los ciudadanos realizan. Son un tratamiento antinatural porque se les quita de su alojamiento habitual en un ambiente tranquilo”, advierten.

En este sentido, señalan que, de acuerdo con la opinión de expertos etólogos, “el sufrimiento es un estado subjetivo que, a pesar de ser de difícil valoración en los animales, existen indicios científicos de que los animales experimentan sufrimiento”.

“Los estudios de anatomía y fisiología comparada indican que las estructuras del sistema nervioso involucradas en el comportamiento emocional y el sufrimiento en el ser humano se encuentran también en los animales, en especial en los mamíferos. Además, desde el punto de vista de la biología evolutiva, es ilógico pensar que la capacidad de sufrir ha aparecido en un único salto evolutivo y que es exclusiva del ser humano”, añaden.

Para el Colegio de Veterinarios de Barcelona, este tipo de fiestas populares conllevan a los animales que participan “sufrimientos totalmente injustificados”. “Los principios éticos nos obligan a adoptar esa postura que cause un menor sufrimiento. En otras palabras, mientras exista una duda razonable de que los animales son capaces de sufrir, nuestras acciones deben orientarse en todo momento a evitarlo”, insisten.

“Por eso entendemos que la autorización de cualquiera de estas tradiciones es contraria a la normativa de protección de los animales que les reconoce sensibilidad psíquica además de física porque tienen la capacidad de sufrimiento y, por tanto, de tener sentimientos, lo que les hace merecedores de unos derechos propios de su condición animal”, defienden.

Por otro lado, explican que en este tipo de fiestas populares participan personas de todas las edades, incluidos menores de edad y “tienen como cualquier espectáculo público un potencial educativo por la población en general y por los niños en particular que construyen sus modelos de comportamiento a partir de los que observan en los adultos y de lo que es considerado socialmente aceptable”. “Por eso, para fomentar el respeto por la naturaleza y por la vida en general, debería evitarse cualquier demostración pública de maltrato a un animal”, concluyen.

VOLVER ARRIBA