JUEVES, 18 de abril 2024

JUE, 18/4/2024

ANIMALADAS

Cataluña investiga a dos personas por utilizar rodenticida para la exterminación de fauna en el medio natural

Ambas actuaciones han permitido la eliminación de una elevada cantidad de veneno en el medio natural, pues el uso de este producto en campos de cultivo está totalmente prohibido

Imagen de algunos de los cebos con rodenticida intervenidos.
Imagen de algunos de los cebos con rodenticida intervenidos.

Cataluña investiga a dos personas por utilizar rodenticida para la exterminación de fauna en el medio natural

Ambas actuaciones han permitido la eliminación de una elevada cantidad de veneno en el medio natural, pues el uso de este producto en campos de cultivo está totalmente prohibido

Redacción - 01-04-2024 - 10:30 H - min.

Efectivos del Grupo Especial de Venenos y Antifurtivismo del Cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat de Cataluña han llevado a cabo dos investigaciones en Lérida que han finalizado con la interposición de dos denuncias por la utilización de veneno rodenticida en el medio natural para matar fauna. Las actuaciones han permitido la eliminación de una elevada cantidad de producto tóxico en el medio natural que podía causar la muerte indiscriminada de fauna.

En uno de los casos se ha denunciado a una persona por poner 35 cebos de rodenticida en la entrada e interior de madrigueras de conejo, en el término municipal de Golmés (Pla d'Urgell). En el segundo caso se ha denunciado a la persona responsable de una explotación agraria en Alcanó (Segrià) donde los agentes localizaron aproximadamente un millar de puntos con cebos con varias cantidades de rodenticida, presuntamente para combatir roedores.

Miembros del Grupo Especial realizan un seguimiento para detectar animales que hayan podido verse afectados por estos venenos. “Este tipo de producto rodenticida no puede utilizarse en el medio natural ni en campos de cultivo. La normativa prevé que sólo pueda ser utilizado dentro de unos portacebos que impiden la salida de las capturas y aplicado dentro de granjas o almacenes y al entorno más inmediato de estos”, señalan.

Desde la Generalitat recuerdan que la utilización de venenos para la eliminación de pequeños mamíferos consigue un efecto contrario porque puede afectar a sus predadores naturales. Los animales afectados por el veneno son una presa fácil para depredadores como zorros y rapaces, algunas de ellas, como el milano real, considerada especie en peligro de extinción.

“Además de provocar pérdida de biodiversidad y mortalidad no controlada porque el veneno no selecciona a las especies y mata indiscriminadamente, representa un peligro de salud pública cuando se manipulan cebos o animales que hayan podido ser envenenados”, advierten.

El uso de venenos en el medio natural para matar a fauna es un delito penal que puede comportar penas de prisión de 4 meses a 2 años, así como sanciones económicas. Desde el año 2014, cuando el Cuerpo de Agentes Rurales intensificó este tipo de investigación, se han realizado 25 atestados por esta causa. Por otro lado, desde 2005 se han producido 25 sentencias condenatorias en toda Cataluña, con un total de 38 personas condenadas.

El Cuerpo de Agentes Rurales tiene activa una campaña informativa y de sensibilización para concienciar a la ciudadanía de las graves consecuencias que tiene el uso de venenos en el medio natural. La campaña pide la colaboración ciudadana para poder minimizar o eliminar los efectos del veneno e identificar a las personas envenenadoras, lo que es a menudo extremadamente complejo. También alerta sobre el peligro para la salud pública, ya que manipular señuelos o animales envenenados comporta un riesgo muy importante.

VOLVER ARRIBA