VIERNES, 30 de julio 2021, actualizado a las 23:10

VIE, 30/7/2021 | 23:10

ANIMALADAS

La carne cruda podría estar detrás de un brote mortal en perros de Australia

Un estado australiano se encuentra investigando un brote de casos de insuficiencia hepática en perros que podría estar causado por el consumo de carne cruda contaminada con una toxina

El brote se habría cobrado ya la vida de más de diez perros.
El brote se habría cobrado ya la vida de más de diez perros.

La carne cruda podría estar detrás de un brote mortal en perros de Australia

Un estado australiano se encuentra investigando un brote de casos de insuficiencia hepática en perros que podría estar causado por el consumo de carne cruda contaminada con una toxina

Redacción - 22-07-2021 - 09:49 H

Las autoridades del estado de Victoria, en Australia, se encuentran investigando un brote de enfermedad hepática en perros. Así lo ha confirmado PrimeSafe, organismo responsable de regular y velar por la seguridad de la carne, aves, mariscos y alimentos para mascotas en la región australiana. El brote se habría cobrado ya la vida de más de una decena de perros, según indican medios locales.

Según explica PrimeSafe en un comunicado, las investigaciones realizadas hasta la fecha apuntan a la indospicina como la causa de la insuficiencia hepática. “La indospicina es una toxina que se encuentra en Australia en plantas nativas de la especie Indigofera”, apunta.

Asimismo, detalla que los perros son especialmente sensibles a esta toxina. “Este es un paso positivo en el progreso de la investigación y proporciona algunas respuestas a los propietarios de los perros afectados”, indica.

Además, desde PrimeSafe, señalan que se ha demostrado previamente que la indospicina se acumula en algunos animales que se alimentan de pasto, ya que ingieren plantas de la especie Indigofera.

La toxicidad por indospicina no se había registrado anteriormente en Victoria, pero sí que se tenía constancia de ello en el norte de Australia.

Por otro lado, desde PrimeSafe destacan que, de momento, la investigación no tiene pruebas concluyentes de cómo los perros afectados han podido ingerir la toxina, aunque señalan que el alimento para mascotas podría ser el foco principal.

“Esta compleja investigación está en curso con múltiples líneas de investigación a lo largo de la cadena de suministro de comida cruda para mascotas y las pruebas continúan en los laboratorios de Australia”, apuntan.

Por ello, las autoridades del estado de Victoria han advertido a los titulares de perros que “no se debe alimentar a los perros con carne cruda fresca o congelada” e indican que “varias empresas y proveedores han optado por realizar retiradas voluntarias de productos que podrían estar afectados”.

También, han recomendado a los propietarios que acudan “inmediatamenteal veterinario si sus perros muestran algún “síntoma preocupante” como la pérdida repentina del apetito, letargo, o ictericia, especialmente tras haber consumido carne cruda.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.