SÁBADO, 6 de junio 2020, actualizado a las 4:50

SÁB, 6/6/2020 | 4:50

ANIMALADAS

Firman un convenio para que reclusos eduquen a perros abandonados

El Ayuntamiento de Valencia ha firmado un convenio para facilitar la adopción de perros abandonados, que previamente recibirán adiestramiento social básico por parte de los reclusos del Centro Penitenciario de Picassent

La responsable y psicóloga de integraDOGS, Carmen Alonso y la concejala de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Valencia, Gloria Tello, durante la firma del convenio.
La responsable y psicóloga de integraDOGS, Carmen Alonso y la concejala de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Valencia, Gloria Tello, durante la firma del convenio.

Firman un convenio para que reclusos eduquen a perros abandonados

El Ayuntamiento de Valencia ha firmado un convenio para facilitar la adopción de perros abandonados, que previamente recibirán adiestramiento social básico por parte de los reclusos del Centro Penitenciario de Picassent

Redacción - 10-03-2020 - 13:09 H

La concejala de Bienestar Animal, Gloria Tello, y la responsable de integraDOGS, Carmen Alonso, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para el desarrollo del proyecto ‘Segunda Oportunidad’, una iniciativa innovadora de carácter educativo y social que trata de facilitar la adopción de perros abandonados en el Centro Municipal de Acogida de Benimàmet, que previamente recibirán una educación social básica por parte de internos e internas del Centro Penitenciario de Picassent formados en técnicas de adiestramiento animal.

«Desde la concejalía de Bienestar Animal hemos firmado un convenio con integraDogs que nos parece una iniciativa maravillosa y que consiste en llevar perros abandonados de nuestro centro municipal al Centro Penitenciario de Picassent para que sean educados y adiestrados por población reclusa seleccionada, antes de ser dados en adopción a personas interesadas», ha destacado la concejala Gloria Tello tras rubricar el convenio entre el Ayuntamiento y la sociedad Centro de Desarrollo Canino integraDOGS.

Tras la aprobación del convenio, la concejal de Bienestar Animal, Gloria Tello, afirmó que, para ellos, "el convenio es importantísimo, porque no sólo  permite que los perros abandonados tengan una salida digna, sino que a nivel humano se hace una tarea muy buena con las personas reclusas".

De esta manera, a través de ‘Segunda Oportunidad’, un proyecto innovador, de carácter educativo y social, tratarán de facilitar la adopción de perros abandonados que previamente, durante tres o cuatro meses, recibirán una educación social básica por parte de internos del centro penitenciario.

DOBLE BENEFICIO

Este convenio tendrá una duración de 29 meses, con la posibilidad de ser prorrogado hasta cuatro años adicionales. “Además, está abierto a posibles nuevas colaboraciones en otros sectores sociales”, aseguran desde la concejalía.

Por otro lado, los perros procedentes del centro de Benimàmet participantes en este programa de terapia social con animales permanecerán durante su estancia en la cárcel de Picassent en instalaciones acondicionadas por los propios reclusos participantes en el programa, ubicadas dentro del denominado módulo terapéutico.

La concejalía de Bienestar Animal se ocupará de facilitar y colaborar en las actividades de integración, seleccionará los perros con algún problema conductual recuperable, después de que estos animales hayan recibido los tratamientos y revisiones necesarias por parte del personal veterinario municipal, según se puntualiza en el convenio.

Además, la selección de los internos participantes en el proyecto se realizará, por parte del centro penitenciario. Serán previamente formados por personal de integraDOGS en técnicas de adiestramiento, una formación que les posibilitará el acceso al mercado laboral en el ámbito de la educación canina y el cuidado animal.

Por último, Carmen Alonso, psicóloga de integraDOGS, ha agradecido a la concejala, Gloria Tello “la oportunidad que nos ha dado con este convenio basado en un proyecto muy innovador que pretende mejorar la vida de los animales abandonados y también de la población reclusa que, durante tres o cuatro meses, aprenderá a desarrollar aspectos emocionales, aspectos de responsabilidad y trabajo en equipo". "Es un convenio con doble beneficio”, concluye.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.