LUNES, 26 de octubre 2020, actualizado a las 16:28

LUN, 26/10/2020 | 16:28

ANIMALADAS

Aumenta la demanda de perros de detección, y no hay suficientes

Expertos veterinarios advierten de que el uso de perros de detección es cada vez mayor. Sin embargo, no hay tantos animales correctamente seleccionados y entrenados para cubrir la demanda

Aumenta la demanda de perros de detección, y no hay suficientes

Aumenta la demanda de perros de detección, y no hay suficientes

Expertos veterinarios advierten de que el uso de perros de detección es cada vez mayor. Sin embargo, no hay tantos animales correctamente seleccionados y entrenados para cubrir la demanda

Redacción - 18-10-2019 - 13:15 H

Un perro de detección bien entrenado puede localizar drogas, bombas, personas enterradas bajo los escombros, comida de contrabando, fugas en tuberías, animales de caza y hasta cáncer.

Esta versatilidad, especialmente en asuntos relativos a la seguridad, está impulsando un aumento global de la demanda. Cynthia Otto, directora ejecutiva del Centro de Perros de Trabajo de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Pensilvania, explica que ya están empezando a haber problemas para conseguir un número suficiente de perros para satisfacer las necesidades de los gobiernos.

La experta explica que los perros más valorados, como los criados y adiestrados en Europa del Este, son muy cotizados, por lo que aumentan los precios y algunos países no están dispuestos a pagarlos. "Estados Unidos no está dispuesto a pagar tanto como Arabia Saudita por estos perros", explica la investigadora, que apunta que muchos países se tienen que conformar con los perros que han recibido una peor valoración.

El American Kennel Club (AKC) estima que las agencias federales estadounidenses llegan a pagar entre 4.000 y 8.000 dólares (3.594 y 7.189 euros) por los perros de detección comprados, incluidos los perros que aún no han sido entrenados.

Para paliar este problema, el Centro de Perros de Trabajo está trabajando actualmente junto con el AKC para facilitar que los criadores de perros estadounidenses puedan vender a agencias federales y departamentos de policía perros debidamente seleccionados y entrenados, y así aumentar la oferta y combatir esta escalada de precios.

Carmen Battaglia, del AKC, explica que desde su asociación están ayudando en un proyecto piloto a los criadores a encontrar más información sobre cómo criar, entrenar y socializar este tipo perros, además de ayudarlos a encontrar compradores.

Hace un año Otto y cuatro coautores publicaron un artículo en la revista ‘Frontiers in Veterinary Science’ en el que propusieron crear un Centro de Excelencia de Perros de Detección, una cooperativa sin ánimo de lucro dirigida por académicos en ciencias caninas y guiada por otros involucrados con perros de trabajo.

"Como un centro de recolección de datos y evaluación genética, podría liderar la investigación para definir los rasgos cuantitativos involucrados en la detección de olores, para comprender cómo se desarrollan estos rasgos y los métodos para optimizar el entrenamiento de los perros dotados de una mayor capacidad de detección de olores", señalaban.

La investigadora señalaba los retos que tenían por delante para conseguir sus objetivos, cómo desarrollar medios efectivos para identificar y medir los fenotipos relacionados con la detección y, lo más importante, reproducirlos.

Las razas de perro más comunmente seleccionadas en Estados Unidos como perros de detección son el labrador retriever y los bracos alemanes de pelo corto, pues señalan, que son fáciles de entrenar, mantienen la calma cuando se reúnen multitudes de personas y son menos intimidantes que, por ejemplo, un pastor alemán.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.