MARTES, 22 de enero 2019, actualizado a las 15:21

MAR, 22/1/2019 | 15:21

MADRID

ANIMALADAS

Aprueban el sacrificio de perros callejeros en Argentina

El municipio de Puerto Deseado, situado en la provincia argentina de Santa Cruz, ha aprobado una iniciativa de ley que permite el sacrificio de perros callejeros que “estorben el tránsito y rompan bolsas de basuras”, según la ordenanza 6933-HCD-2018

GALERIA

Aprueban el sacrificio de perros callejeros en Argentina

El municipio de Puerto Deseado, situado en la provincia argentina de Santa Cruz, ha aprobado una iniciativa de ley que permite el sacrificio de perros callejeros que “estorben el tránsito y rompan bolsas de basuras”, según la ordenanza 6933-HCD-2018

Javier López Villajos - 24-12-2018 - 12:00 H

La Dirección de Control Canino del municipio de Puerto Deseado, situado en la provincia argentina de Santa Cruz, ha anunciado la aprobación de la ordenanza 6933-HCD-2018 sobre Tenencia Responsable en Mascotas por la que se permite el sacrificio de los perros callejeros como método de control poblacional.

Dicha ordenanza municipal fue aprobada por el Concejo Deliberante de la ciudad portuaria con el objetivo de “controlar la elevada tasa de animales que se encuentran en la calle”, dada la escasez tanto de campañas de esterilización como de refugios animales en el municipio santacruceño.

La nueva ley municipal lleva las firmas de Juan Raúl Martínez, presidente del Concejo Deliberante de Puerto Deseado, y de Constanza Patek Cittanti, secretaria general del mismo organismo, quienes defienden que “la cantidad de perros sueltos en la vía pública ha generado una situación crítica cuya solución corresponde al Estado dado el riesgo que supone el contagio de enfermedades zoonóticas para la salud pública”.

LAS PREMISAS MÁS POLÉMICAS DE ESTA ORDENANZA

La ordenanza 6933-HCD-2018, que consta de 13 páginas, menciona la problemática que acarrean los perros al “impedir la libre circulación", y a los que también acusa de buscar alimento en las bolsas de basura, generando “contaminación ambiental”.  

Por un lado, el artículo 2 hace referencia al concepto de "sacrificio eutanásico", el cual define como “acto que provoca la muerte del perro de una manera plácida, sin dolor, temor o ansiedad, realizándose para evitarle sufrimiento, siempre que concurran motivos sanitarios y ambientales justificados, además de ser llevado a cabo por un personal facultativo autorizado”. Sin embargo, el sacrificio y la eutanasia son procedimientos distintos y en ninguna parte del texto se explica de qué forma se realizaría dicha "muerte plácida". 

A modo de justificación para la aplicación de esta medida, Martínez y Cittanti resaltan que se trata de un método de prevención ante posibles brotes de rabia. Sin embargo, la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE por sus siglas en inglés) propone la vacunación contra esta enfermedad como la práctica de prevención más efectiva, además de ética.

Otra de las referencias más destacadas del texto corresponde al artículo 18 por el que se prohíbe a las personas ofrecer agua y alimento a los perros callejeros, con el riesgo de ser penalizados, ya que, según la ordenanza, esta acción "genera jaurías”.

Y con respecto a la "retirada de perros de la vía pública", el artículo 34 determina que las autoridades, actuando de oficio o por medio de una denuncia, realizarán la captura y retirada de los perros cuando se encuentren sueltos en la calle. Mauricio Marsicano, secretario del Gobierno municipal de Puerto Deseado, matiza que antes de tener que llegar al sacrificio de los animales, se captura al animal con el objetivo de administrarle la vacuna antirrábica. Posteriormente se le mantiene en observación durante 10 días, periodo en el que puede ser adoptado. Pasado ese plazo, se procede a la eutanasia”.

Numerosos colectivos piden a la gobernadora de la provincia argentina de Santa Cruz, Alicia Kirchner, que ordene la aplicación de "políticas éticas en los casos de superpoblación animal", exigiendo acciones preventivas basadas en la castración. Con todo, ya se ha iniciado una campaña en Change para la derogación de esta ley municipal de Puerto Deseado. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.