DOMINGO, 20 de octubre 2019, actualizado a las 18:23

DOM, 20/10/2019 | 18:23

ANIMALADAS

Animales de apoyo emocional, los guardianes de la salud mental

Perros, gatos, hurones y más especies son utilizados como animales de apoyo emocional, cuya sola presencia mejora la calidad de vida de las personas. Hoy, 4 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Animales

GALERIA
Los perros de apoyo emocional pueden ser de cualquier raza o edad.

Animales de apoyo emocional, los guardianes de la salud mental

Perros, gatos, hurones y más especies son utilizados como animales de apoyo emocional, cuya sola presencia mejora la calidad de vida de las personas. Hoy, 4 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Animales

Alfonso Neira de Urbina - 04-10-2019 - 13:30 H

Las terapias asistidas con animales son cada vez más conocidas por los grandes beneficios que reportan a los humanos que sufren diferentes condiciones o se encuentran en diversas situaciones, como pueden ser las personas que sufren la soledad de la vejez, quienes sufren una lesión cerebral o aquellos que tienen un problema de alcoholismo.

Sin embargo, este tipo de animales, que realizan intervenciones, no deben ser confundidos con aquellos que se dedican al apoyo emocional, los cuales junto a los de terapia proporcionan un servicio a las personas que redunda en una mejor salud y calidad de vida. Hoy, 4 de octubre, además de festejarse el patrón de la veterinaria, San Francisco de Asís, se celebra el Día Mundial de los Animales.

Además de los beneficios que reportan en las terapias, los propietarios de los perros, animal más comúnmente utilizado en apoyo emocional, están familiarizados con los múltiples beneficios que reportan, desde fomentar el ejercicio físico hasta proporcionar compañía.

Estos beneficios se incrementan en el caso de las personas con afecciones mentales o emocionales, en los que la presencia de un perro (gato, hurón o más especies) se torna fundamental para su capacidad de desenvolverse con normalidad en su día a día.

Estos animales, que brindan apoyo emocional y confort y ayudan a muchas personas a enfrentarse a desafíos que podrían comprometer su calidad de vida, son los conocidos como animales de apoyo emocional.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que para que un perro sea considerado como animal de apoyo emocional, su presencia debe ser ‘recetada’ por un profesional de la salud mental (psiquiatra, terapeuta o psicólogo).

En este sentido, cualquier raza de perro puede ejercer esta labor, que si bien puede ser similar a la que realizan muchos animales de compañía (los cuales pueden aliviar la ansiedad de sus dueños y darles un sentido a sus vidas, por ejemplo), se diferencian de estos en que el profesional sanitario debe determinar que su presencia es necesaria para la salud mental del paciente.

PERROS DE APOYO EMOCIONAL Y PERROS DE SERVICIO

Tampoco se debe equivocar a los perros de apoyo emocional con los de servicio. De hecho, la diferencia clave, aunque los perros de apoyo emocional alivien la ansiedad, la depresión y ciertas fobias, es que los de servicio son entrenados para realizar una tarea específica relacionada con la discapacidad de la persona, mientras que los de apoyo emocional no reciben entrenamiento, ya que lo hacen de forma instintiva.

En cuanto a las diferencias, también se hacen notar en los permisos que tienen unos animales u otros. Así, un animal de servicio, como los perros guía, puede entrar en cualquier lugar donde se permita la entrada al público, mientras que los de apoyo emocional lo tienen más limitado. Precisamente, a este respecto, han propuesto un estándar para certificar animales de apoyo emocional, para facilitar que puedan alojarse en hoteles o viajar en avión.

LOS ANIMALES DE APOYO EMOCIONAL NO SON ANIMALES DE SERVICIO PSIQUIÁTRICO

Los perros de servicio psiquiátrico requieren de una alta capacitación para trabajar con personas que sufren de una enfermedad mental. Estos animales detectan el comienzo de episodios psiquiátricos y ayudan a aliviar sus efectos. Aunque esto parezco similar al papel que ejercen los perros de apoyo emocional, la diferencia estriba, nuevamente, en las tareas y la capacitación recibida.

Los perros de servicio psiquiátrico han sido entrenados para realizar trabajos que ayudan a sobrellevar la enfermedad mental, como, por ejemplo, recordar a una persona tomar unos medicamentos o evitar que se desoriente, entre otros. En cambio, si es la sola presencia del perro lo que ayuda a sobrellevar la situación, entonces estamos ante un perro de apoyo emocional, los otros guardianes de la salud mental.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.