MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 6:44

MAR, 27/10/2020 | 6:44

ANIMALADAS

Acaban con una gata montesa que participaba en un estudio científico

El cuerpo de la gata montesa ha desaparecido y solo se ha encontrado el collar de monitorización roto. Este ejemplar participaba en un estudio sobre la población de gato montés en Andalucía

Acaban con una gata montesa que participaba en un estudio científico

Acaban con una gata montesa que participaba en un estudio científico

El cuerpo de la gata montesa ha desaparecido y solo se ha encontrado el collar de monitorización roto. Este ejemplar participaba en un estudio sobre la población de gato montés en Andalucía

Isabel Gómez - 05-03-2018 - 14:00 H

Una gata montesa de tres años, que participaba en un experimento científico, ha muerto en circunstancias desconocidas. Solo se ha encontrado el collar de rastreo roto y el cuerpo se encuentra desaparecido, según una noticia del diario Ideal.

El collar de seguimiento, que daba la señal de radiofrecuencia y la posición del felino ‘H1’ (nombre de identificación de la gata montesa), ha sido encontrado en un coto de caza de Iznalloz, después de que las antenas delataran su presencia pero dando un signo que se conoce como ‘señal de muerte’.

José María Gil Sánchez, investigador de la Universidad de Granada y miembro de la Asociación Wilder South, sociedad que investiga las poblaciones de gato montés en Andalucía y en especial en la Sierra de Arana, afirma que esta hembra de gato montés no ha muerto por causas naturales ni accidentales. El investigador recalca que la han matado, que le han quitado el collar y que han hecho desaparecer el cuerpo fallecido del animal, recoge el diario.

Se ha abierto una investigación a manos del servicio de Agentes de Medio ambiente desde que se ha encontrado el dispositivo roto y se ha afirmado la desaparición del cuerpo del animal, recogen los periodistas Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle en el diario. No es el primer caso, en los últimos cinco años otros dos gatos monteses han aparecido atropellados en esta sierra.

Las pesquisas apuntan a que la muerte es intencionada porque el collar apareció en un coto de caza y porque ahora es la época en la cual se hacen repoblaciones de perdices en los cotos y el gato montés es un gran cazador.

La investigación en la que participada ‘H1’ se ha quedado solamente con dos animales de su misma especie, un macho y una hembra, que participan también en el estudio sobre el gato montés en Granada, recoge Ideal. Gil reseña que los dos animales que quedan “fueron capturados el pasado mes de noviembre y que una vez revisados veterinariamente y monitorizados fueron de vueltos a su territorio y los seguíamos con los collares de radiofrecuencia”. También reseña que la gata montesa desaparecida conlleva una gran pérdida ya que ahora es la época de cría y no se pueden realizar nuevas capturas para la monitorización.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.