SÁBADO, 24 de febrero 2024

SÁB, 24/2/2024

ANIMALADAS

A juicio un hombre de Valencia por matar a la mascota de su pareja y cocinarla

El acusado se enfrenta a cerca de doce años de prisión por un maltrato continuado, acompañado de amenazas y por la muerte de la mascota de la víctima, un conejo blanco

Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Picassent.
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Picassent.

A juicio un hombre de Valencia por matar a la mascota de su pareja y cocinarla

El acusado se enfrenta a cerca de doce años de prisión por un maltrato continuado, acompañado de amenazas y por la muerte de la mascota de la víctima, un conejo blanco

Francisco Ramón López - 12-02-2024 - 14:00 H - min.

La relación entre el maltrato animal y la violencia está ampliamente descrita en el ámbito de la criminología, siendo común que el agresor utilice al animal de la pareja para tratar de dañarla.

Así ha vuelto a quedar de manifiesto en un caso de violencia de género pendiente de juicio en la Comunidad Valenciana. La Fiscalía Provincial de Valencia ha pedido cerca de doce años de prisión para un hombre de la localidad de Montserrat por el maltrato continuado de su pareja y por matar a su mascota, un conejo al que degolló y trato de obligarla a comérselo.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Animal’s Health, se le achacan varios delitos de maltrato de obra, así como de amenazas, contra la integridad moral, maltrato habitual, y delito contra los animales.

Por este último, piden la pena de 18 meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo, así como 3 años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Además, la Fiscalia establece que el acusado deberá indemnizar a la víctima en la cuantía de 420 euros en concepto de responsabilidad civil por las lesiones físicas causadas y en 3.000 euros por el resto de los hechos. Asimismo, piden la prohibición de acercarse a su domicilio o a cualquier lugar en el que se encuentra en un radio 1.000 metros, así como la prohibición de comunicarse con la misma por cualquier medio por un período de 3 años.

En el escrito, relatan que el acusado llevó a cabo varios hechos que corresponderían con los delitos mencionados desde el año 2021, incluyendo golpes con un garrote, puñetazos, tirones de pelo, así como amenazas de muerte—en una de ellas llegó a atar a la víctima y colocar un chuchillo en su cuello—, y otras acciones como obligarla a ponerse de rodillas sobre arroz.

Además de todo ello y en múltiples ocasiones, estando en el domicilio familiar y con intención de atemorizar a su pareja, el acusado le transmitió expresiones como que “la mataría”, “la buscaría por debajo de las piedras” “que si no hacía lo que él quería degollaría a su madre y a su hijo pequeño”, lo que hacía que la convivencia en el domicilio “fuera insoportable, por el constante sometimiento a una situación de poder y dominio que ejercía el acusado respecto a quien era su pareja”.

En cuanto a la muerte del conejo, la Fiscalía relata que, después de haber tenido a su pareja atada por haberle escupido, la obligó a coger por las patas a la mascota y el acusado degolló al animal con un cuchillo, obligando a mirar a su pareja mientras decía que “eso lo hacía para que aprendiera, que esa era su lección”.

La víctima se refugió en el baño, donde cerró la puerta con un pestillo que el acusado consiguió romper y cogió y arrastró a su pareja hasta el comedor nuevamente, obligándole a ver el cuerpo del conejo ya muerto y poniéndole la sangre por la cara. Horas después, el acusado cocinó al conejo y trató de que su pareja se lo comiera.

VOLVER ARRIBA