LUNES, 21 de mayo 2018, actualizado a las 12:37

LUN, 21/5/2018 | 12:37

MADRID

PROFESIONALES

Una falsa veterinaria vendía animales con una cartilla de vacunación falsa

La mujer vendía los animales con una cartilla sin los sellos ni firmas correspondientes. La mujer está siendo investigada por delitos de intrusismo laboral y falsedad documental, aunque supone también un problema de salud para humanos y los animales

GALERIA

Una falsa veterinaria vendía animales con una cartilla de vacunación falsa

La mujer vendía los animales con una cartilla sin los sellos ni firmas correspondientes. La mujer está siendo investigada por delitos de intrusismo laboral y falsedad documental, aunque supone también un problema de salud para humanos y los animales

Isabel Gómez - 21-02-2018 - 14:00 H

Una mujer española está siendo investigada por la Guardia Civil en Orihuela (Alicante) por presuntos delitos de intrusismo profesional y falsedad documental, ya que vendía animales por Internet con una cartilla de vacunación falsa, anuncia la Guardia Civil de Alicante.

La investigación ha sido realizada por los agentes alicantinos del SEPRONA. Éstos detectaron varias irregularidades en las cartillas veterinarias de varios perros que habían sido llevados a clínicas de Orihuela y en Santomera (Murcia).

Los animales que eran de procedencia alicantina tenían una cartilla veterinaria donde constaba el pedigrí y algunas vacunas y desparasitaciones. Esas cartillas no tenían el formato oficial que establece la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana. Además, ni las vacunas ni las desparasitaciones tenían el sello, firma y el número del colegiado veterinario que deben tener.

La investigación de los agentes les llevó a que los dueños de estos animales habían comprado a sus mascotas por internet y tras realizar las pertinentes pesquisas les condujo a una mujer de 29 años que podría haber estado por lo menos 6 años vendiendo gatos y perros de diferentes razas. Esta vez, fueron dos los cachorros de raza chihuahua los que entregó junto con una cartilla sanitaria que no era oficial, y que a pesar de tener la pegatina de la vacuna, no tenía la firma ni el número del veterinario colegiado correspondiente.

La Guardia Civil recalca en su nota de prensa que el hecho de tener una cartilla no oficial puede conllevar un problema de salud humana y salud animal ya que se desconoce si se les ha administrado correctamente las vacunas y desparasitaciones a los animales.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.