LUNES, 21 de mayo 2018, actualizado a las 12:48

LUN, 21/5/2018 | 12:48

MADRID

PROFESIONALES

Los veterinarios reivindican el carácter sanitario de su profesión

El colectivo recuerda que además de velar por la salud de los animales domésticos, la profesión tiene otras muchas facetas que resultan relevantes para la sanidad pública

GALERIA

Los veterinarios reivindican el carácter sanitario de su profesión

El colectivo recuerda que además de velar por la salud de los animales domésticos, la profesión tiene otras muchas facetas que resultan relevantes para la sanidad pública

Ángel Espínola - 15-02-2018 - 09:00 H

Aunque una ley nacional de 2003 reconoce a los veterinarios como profesionales sanitarios junto a médicos, enfermeros o dentistas, en la práctica, el colectivo denuncia que las aportaciones que realizan los veterinarios en el ámbito de la salud pública no están lo suficientemente reconocidas por la administración ni por la sociedad en su conjunto.

El propio Consejo General de Colegios Veterinarios de España ha iniciado en los últimos años una campaña mediática para dar a conocer a la ciudadanía las labores que realizan estos profesionales más allá de la prevención y el tratamiento de enfermedades de los animales domésticos, faceta más reconocible por lo general.

El presidente de la institución, Juan José Badiola, recuerda en declaraciones para Animal’s Health, que los veterinarios también son los encargados de controlar la salud y el bienestar de los animales de producción, y que desde hace 200 años la profesión también trabaja para garantizar la seguridad de los alimentos que consumen los ciudadanos.

Por otro lado, los profesionales también reivindican su papel fundamental en la salud pública, entre otros motivos, porque son los encargados de controlar las enfermedades animales transmisibles al hombre (zoonosis) e inspeccionan todos los elementos de la cadena alimentaria (granjas, empresas alimentarias, mataderos, mercados, etc.) para garantizar la seguridad alimentaria de los productos. Al mismo tiempo, añaden,velan por el cumplimiento de las normativas de bienestar animal.

Frente a ello, y a diferencia de otras profesiones, el veterinario no depende en todas sus facetas del Ministerio de Sanidad, ya que en muchas otras se ve afectado por las decisiones del Ministerio de Agricultura o, a nivel autonómico, de sus respectivas consejerías. De hecho, estos profesionales no cuentan con especialidades sanitarias reconocidas, y no pueden acceder actualmente al sistema de formación especializada de Sanidad, como denuncia la Organización Colegial Veterinaria.A esto se añade, a su vez, el hecho de que los servicios veterinarios y clínicas de animales de compañía no se consideren como sanitarios, y por tanto se tributen actualmente con un IVA del 21% lo que, según la Confederación Empresarial de Veterinarios, ha supuesto un deterioro de la profesión desde 2012. “No entiendo el por qué se ha hecho así. Esto ha generado que muchas clínicas estén al borde de desaparecer y otras han asumido el aumento del IVA con tal de no perder clientes”, añade Juan José Badiola.

Por otro lado, los colegios profesionales y los decanos de Veterinaria también llevan años mostrando su oposición a la apertura de nuevas facultades ya que, en su opinión, de esta forma se saturará el mercado laboral, incrementando los niveles de desempleo y la precariedad laboral, y aumentará el déficit económico de las universidades y las Administraciones españolas. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.