JUEVES, 19 de julio 2018, actualizado a las 17:31

JUE, 19/7/2018 | 17:31

MADRID

MASCOTAS

Los gatos con diabetes sobrellevan peor el calor

Los expertos señalan que una buena alimentación y una rutina de ejercicio son fundamentales para mantener estable la diabetes en los gatos durante el verano

GALERIA

Los gatos con diabetes sobrellevan peor el calor

Los expertos señalan que una buena alimentación y una rutina de ejercicio son fundamentales para mantener estable la diabetes en los gatos durante el verano

Javier López Villajos - 11-07-2018 - 14:00 H

Uno de los mayores riesgos que presenta el verano para las mascotas es el golpe de calor y más aún si el animal ya sufre una condición limitante que requiere de cuidados especiales como pasa en los gatos que padecen diabetes. Según los expertos, la combinación de altas temperaturas y cambios en la rutina con respecto a la alimentación y el ejercicio puede repercutir de forma negativa en la forma en que estas mascotas sobrellevan el calor.

Los expertos afirman que el calor influye en la absorción de las insulinas. De este modo, la deshidratación puede provocar el aumento de la concentración de glucosa en sangre. Advertidos sobre esta condición, los profesionales apuntan que una dieta correcta y el ejercicio regular son fundamentales para mantener el control sobre unos niveles estables de la enfermedad en los gatos durante el verano, aparte del correspondiente tratamiento mediante insulina prescrito por el veterinario.

Los profesionales del Centro Veterinario de Animalia de Valladolid explican que la falta de insulina, generada por el páncreas, o la incapacidad de las células para responder a ella, puede provocar la diabetes, enfermedad que, estiman, afecta a 1 de cada 500 gatos. Con todo, apuntan que los gatos de mayor edad, castrados o que sufran de sobrepeso tienen más probabilidades de padecerla.

Entre los síntomas habituales, los expertos apuntan que el nivel excesivo de glucosa en sangre provoca que el animal sufra una mayor pérdida de fluidos corporales debido a que siente una mayor necesidad de orinar para expulsar dicho exceso de glucosa. Esta condición sumada a las altas temperaturas pone en riesgo el bienestar del gato si no es hidratado de forma regular. Por otro lado, los expertos también recomiendan vigilar el apetito y la pérdida de peso del animal ya que una hipoglucemia, o falta de glucosa en sangre, puede debilitar la musculatura de sus extremidades, además de provocar otros síntomas como el estreñimiento, vómitos, diarrea, infecciones de la vejiga o ansiedad.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.