VIERNES, 25 de mayo 2018, actualizado a las 8:50

VIE, 25/5/2018 | 8:50

MADRID

MASCOTAS

La ataxia, causante de la descoordinación física en los perros

Sea el efecto secundario de un traumatismo, intoxicación o enfermedad, sus consecuencias pueden suponer un completo desorden neurológico en el animal

GALERIA

La ataxia, causante de la descoordinación física en los perros

Sea el efecto secundario de un traumatismo, intoxicación o enfermedad, sus consecuencias pueden suponer un completo desorden neurológico en el animal

Javier López Villajos - 16-05-2018 - 14:00 H

La ataxia en perros es una afección cuya procedencia puede ser física, a raíz de un traumatismo o una intoxicación, pero que causa alteraciones neurológicas ya que puede terminar creando lesiones en las vías de sensibilidad propioceptiva, encargadas de informar al cerebro de la posición del cuerpo. Según los expertos, el perro que padece ataxia camina de forma totalmente descoordinada, con la cabeza inclinada hacia el suelo, además de sufrir temblores y vómitos entre otros síntomas como el nistagmo (movimiento involuntario de los ojos), convulsiones, dificultades respiratorias, hemorragias e incluso la inconsciencia.

Este trastorno puede estar ocasionado por una alteración en el sistema vestibular, responsable del equilibrio. Su lesión puede deberse a una otitis, un traumatismo (como un fuerte golpe, caídas desde gran altura, atropellos o una pelea) o al virus del moquillo canino. Otras enfermedades como el síndrome de Wobbler, caracterizado por problemas vertebrales, también pueden causar ataxia en perros junto a paresia (parálisis o debilidad muscular). Hasta algunos fármacos contra la epilepsia pueden tener como efecto secundario la ataxia. 

VALORACIÓN, TRATAMIENTO Y PRECAUCIÓN 

De presentar cualquiera de los síntomas anteriormente comentados, hay que llevar al animal de inmediato al veterinario quién tendrá que realizarle una exploración física, neurológica y ortopédica mediante radiografías, mielografías (radiografía de la médula espinal), resonancias magnéticas y TACs con el objetivo de estabilizarlo. Según los profesionales, los perros se pueden recuperar de esta afección gracias a un tratamiento basado en el reposo absoluto, la prescripción de antibióticos y de analgésicos. En los casos más graves, requiere de intervención quirúrgica y hasta puede que como secuela el perro quede marcado por esa típica descoordinación en la marcha.

Otra de las posibles causas de la ataxia a tener en cuenta es la ingesta de algunos alimentos que forman parte de nuestra dieta pero que sin embargo pueden ser perjudiciales para la salud de los perros. Uno de los ejemplos más representativos son los productos que contienen xilitol y que se utiliza como endulzante. De ser el caso, el veterinario puede proponer un tratamiento basado en la fluidoterapia, que se trata de una técnica intravenosa que corrige el equilibrio hidroeléctrico alterado.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.