LUNES, 21 de mayo 2018, actualizado a las 12:34

LUN, 21/5/2018 | 12:34

MADRID

ANIMALADAS

Muere Forges, el humorista gráfico que concienció sobre el trato animal

Antonio Fraguas de Pablo, más conocido como Forges, muere a los 76 años. 50 años y más de 8.000 dibujos avalan su implicación con las causas sociales y también animales

GALERIA
Forges (de Paloma Fidalgo)

Muere Forges, el humorista gráfico que concienció sobre el trato animal

Antonio Fraguas de Pablo, más conocido como Forges, muere a los 76 años. 50 años y más de 8.000 dibujos avalan su implicación con las causas sociales y también animales

Javier López Villajos - 22-02-2018 - 11:00 H

Antonio Fraguas de Pablo, más conocido como Forges, se distinguía por sus características viñetas representadas por un hombre calvo de ojos saltones y gran nariz que utilizaba de forma cómica para plasmar la realidad de nuestro país a diario. Una firma personal reconocida desde hace 50 años y con “ocho mil y pico” dibujos a sus espaldas, como solía estimar. Entre sus obras diarias, realizaba una crítica humorística de la sociedad del momento, donde también aprovechaba para hacer eco de la responsabilidad que seguimos teniendo hacia los animales, de los que en más de una ocasión se declaró amante.

Y es que Forges no dudó en plasmar numerosas viñetas en defensa de los derechos de los animales y en contra de aquellos que disfrutan de su sufrimiento.

Su colaboración en numerosos diarios nacionales y una ristra de premios deja en el recuerdo a uno de los retratistas humorísticos más importantes de nuestro país y del que sucesivas nuevas generaciones que han sido testigos de su obra pueden estar agradecidas por haber adoptado cierta sensibilidad hacia los animales.

Todo comenzó hace 50 años cuando Forges le dijo a su padre, Antonio Fraguas Saavedra, también humorista y periodista, que quería ser “dibujante de chistes en serio”, a lo que su padre le contestó que fuera original para que “se reconozca un dibujo tuyo a quince metros”. De ahí sus bocadillos de gruesos perfiles negros y un sinfín de vocablos inventados. Desde entonces y hasta que ha sucumbido al cáncer de páncreas que padecía, no ha dejado de publicar dibujos de rabiosa actualidad donde personajes como sus Blasillos, Romerales, el socorrido matrimonio entre Mariano y Concha, funcionarios profundos, beatas o náufragos perdidos escenificaban con un humor breve pero certero el día a día de un país que evolucionaba al ritmo que lo hacían sus caricaturas y donde los animales han cumplido un importante factor de concienciación social

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.